Érase una vez,… la realidad virtual

Érase una vez…. la realidad virtual 

Érase una vez.... la realidad virtual

Orígenes de la realidad virtual

Para hablaros de cómo se originó la realidad virtual debemos antes trasladarnos muy atrás en el tiempo, hasta los mismísimos albores de la civilización.

Concretamente, entre hace 400.000 y un millón de años, que es el periodo en el que se considera que el hombre empezó a dominar el uso del fuego.

Fueron las primeras comunidades organizadas las que, de noche y alrededor del fuego, empezaron a contar historias.

Estas historias servían para transmitir el conocimiento de generación en generación, pero también suponían un momento de evasión para los oyentes.

Transportados a otra realidad, revivían los descubrimientos y experiencias de sus antepasados reforzando las tradiciones sociales, promoviendo la armonía y cultivando la imaginación.

Avanzando por la historia hacia la realidad virtual

Con el paso de los siglos la forma de contar historias empezó a evolucionar.

Así, en la antigua Grecia encontramos las primeras representaciones teatrales inspiradas en aspectos sociales, las guerras y las creencias religiosas. De nuevo, transportaban al espectador a una realidad paralela estimulando su imaginación.

Con la llegada de la oscura Edad Media y sus trovadores, apareció una nueva forma de contar historias.

Los trovadores, o los juglares que interpretaban sus composiciones, se dedicaban a difundir composiciones amorosas  y políticas en la Europa Occidental de los siglos XII a XIV.

Sin embargo, fue la llegada de la imprenta a mediados del siglo XV el evento que dinamizó la posibilidad de difundir historias, llegando a un mayor número de personas y multiplicando las posibilidades de evadirse a otra realidad a través de los libros.

El siguiente paso de gigante hacia la realidad virtual lo protagonizó la llegada del cine el 28 de diciembre de 1895.

El impacto en la sociedad del momento y la repercusión que ha tenido hasta nuestros días no tiene discusión. Pasamos de imaginar historias que nos contaban o leíamos, a verlas y escucharlas como espectadores de primera fila.

Presente y futuro de la realidad virtual

El primer coqueteo con la realidad virtual tuvo lugar en la Segunda Guerra Mundial, conflicto en el que surgió la idea de crear un simulador de vuelo para pilotos de Estados Unidos.

Desde entonces, la tecnología informática fue avanzando, especialmente en la década de los años 90, hasta llegar a la comercialización actual de los dispositivos (cascos o gafas) de realidad virtual.

Éstos dispositivos permiten no solo imaginar historias, verlas o escucharlas, sino también vivirlas en primera persona pudiendo interactuar con nuestro entorno.

Pero esto no va a pararse aquí.

Es posible que dentro de 5 o 10 años miremos atrás y veamos estaos cascos o gafas como herramientas rudimentarias, ya que posiblemente podamos enfundarnos en un traje sensorial que nos permita experimentar aún más la realidad virtual.

Recommended Posts

Leave a Comment

0
Realidad virtual en familia